En todas las empresas se necesita tener un control de cada uno de los procesos productivos para maximizar la productividad y tener bajo control los gastos, buscando una mayor eficiencia en los recursos de que disponemos; bien sea económicos, de equipo humano o de los bienes de que dispone la empresa.

Hoy en día disponemos de muchas herramientas que nos ayudan a tener un mejor control de los costes. Programas de Gestión Empresarial, ERP, Appi’s y demás software que nos detallan cada una de las parcelas de la empresa. Pero, todo y así ¿porque las empresas siguen sin aplicar bien estos recursos? Tal vez no dispongamos de una buena herramienta de trabajo o no está bien implementada por los encargados de supervisar los datos que de estos software extraemos. Hacemos un mal uso de los datos o no sabemos interpretarlos para tener un buen control de la empresa.

Es fundamental que sigamos unas pautas sobre cómo gestionar bien todo el sistema de control, porque no solo es una tarea del que analiza los datos en la oficina, sino que es indispensable involucrar a todas las personas que trabajan en la empresa, y hacerlas partícipes a cada uno de ellas, porque en la práctica diaria es donde mejor se analiza los procesos a mejorar, y sacar, así, mayor provecho a los recursos. La ERP puede extraer datos, pero no es lo mismo manejar datos que controlar datos. Cada una de las etapas de la empresa debe saber que con su aportación se hace un mejor control y manejo de la información, para después poder decidir la mejor estrategia a aplicar para hacer que la empresa tenga mejores resultados.

Y tú ¿porque crees que las empresas no destinan los suficientes recursos para hacer bien el control de costes y el análisis de los datos? ¿En que se está fallando?